¿Por qué es importante llevar a los niños al pediatra a pesar de la pandemia?

Linkedin

A medida que las normas de distanciamiento físico se alivian en Texas y los niños regresen a las guarderías, escuelas, y campamentos de verano, los niños tendrán mayor riesgo de contraer enfermedades que se combaten con vacunas. Esto se debe a que muchos niños no han sido vacunados durante la pandemia de COVID-19. Esto nos debería preocupar a todos. Lo último que necesita Texas en este momento es un brote de sarampión.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reportaron que desde marzo hasta abril, los médicos ordenaron aproximadamente 2.5 millones menos vacunas comparado al año pasado. Pediatras en Estados Unidos han administrado 50% menos vacunas contra el sarampión y pediatras en Austin reportaron una disminución del 20-50% en vacunaciones locales.

Omitir las vacunas puede ser peligroso.

Cuando vacunamos a los niños, los protegemos a ellos y también protegemos a personas que no se pueden vacunar. En una comunidad donde todas las personas están vacunadas, se produce la inmunidad colectiva. La inmunidad colectiva  protege contra enfermedades, como el sarampión y la tos ferina, y además previene la transmisión de enfermedades contagiosas a personas que no se pueden vacunar.

La inmunidad colectiva beneficia a todos. Si muchos padres no vacunan a sus hijos, se pierde la inmunidad colectiva. Los niños subvacunados, inmunocomprometidos, o demasiado jóvenes para recibir vacunas serán particularmente vulnerables a estas enfermedades.

Vacunar a su hijo es solo una de las muchas razones para visitar a su pediatra. Las clínicas de Houston notaron una disminución del 88% en los controles médicos de rutina en niños menores de 2 años y una disminución del 94% en niños mayores de 3 años.

Saltear los chequeos médicos también puede ser peligroso. 

Sin controles médicos, los niños pierden el beneficio de tener exámenes físicos completos, controles de audición y visión, exámenes de desarrollo para identificar problemas en el habla, dificultades de aprendizaje, y autismo, análisis de sangre rutinarios para anemia y envenenamiento por plomo, y referencias necesarias a cuidados y terapias especializadas.

Aunque su hijo este sano necesita ir a los controles médicos. 

Las visitas al pediatra son particularmente importantes para niños menores de 36 meses.  Supervisar el crecimiento y el desarrollo de los pequeños es fundamental para detectar cualquier problema de manera temprana y para aplicarles vacunas.

Los niños mayores necesitan controles médicos para aplicarles las vacunas de rutina y para supervisar el crecimiento y el desarrollo. Además, necesitan exámenes de salud mental para identificar síntomas de depresión y ansiedad que son más comunes por la pandemia.

La Academia Estadounidense de Pediatría estableció recomendaciones para optimizar la salud de los niños durante la pandemia. Recomiendan que los controles médicos ocurran  en persona. En caso de que los padres no puedan llevar a su hijo a la clínica y es clínicamente apropiado, las visitas pueden hacerse por video.

Si su hijo se enferma y no sabe que hacer, llame a su pediatra. Podemos formar un plan de acción juntos.

Es normal tener miedo de contagiarse con el COVID-19. Aunque sabemos que el distanciamiento físico es importante para mantener a su hijo sano, hay dos cosas que los pediatras sabemos con certeza: 1) priorizar visitas con su pediatra es la mejor manera de evitar problemas de salud, y 2) las oficinas pediátricas son espacios seguros y limpios. 

Las clínicas han introducido medidas para prevenir la transmisión de COVID-19; por ejemplo, programamos controles médicos en la mañana y visitas de niños enfermos en la tarde, les preguntamos a los trabajadores y visitantes si tienen síntomas de COVID-19, brindamos máscaras, e implementamos visitas por video para atender menos pacientes en persona lo cual permite distanciamiento físico.

Implementar estas medidas de prevención y priorizar las visitas rutinarias nos ayudó a mantener la asistencia a los controles rutinarios y evitar la disminución de las tasas de vacunación que han sido reportadas en nuestro estado y nuestra nación.

Como pediatras, el bienestar de sus hijos es nuestra prioridad. Haremos todo lo posible para mantenerlos saludables. Nuestras clínicas están abiertas y son seguras. Estamos aquí para usted, por favor, no dude en llamarnos o visitarnos. Nos hemos lavado las manos, tenemos nuestras máscaras puestas y estamos listos para servirle a usted y a su familia.

Comments •
X
Log In to Comment